¿Querés Divorciarte?

SEGUÍ TU CASO

Mantenete comunicado con tu abogado y seguí el proceso desde nuestra app. Cuidamos la comunicación Abogado - Cliente.

Mi Divorcio

QuickVorcio agiliza la comunicación de cada profesional.
Sólo es una herramienta comunicativa, no judicial.

QuickVorcio agiliza la comunicación de cada profesional.

Nombre
Teléfono
Empezar Los datos ingresados en el sitio gozan de confidencialidad amparada por la ley nacional de datos

Una breve reseña, y el tan ansiado: divorcio express en Argentina

Recapitulando al día de la fecha, agosto de dos mil diecisiete, podemos afirmar que nuestro derecho ha pasado por diferentes tipos de legislaciones que hacen al instituto del matrimonio, como así también a su disolución mediante el “divorcio”. Esta unión tan sagrada, desde sus comienzos, ha sido custodiada por las nomas tanto positivas como normas de los usos y costumbres, sumando a ello la influencia de la religión en sus distintas expresiones.

Recordamos que según la ley anterior, con ello me refiero a las normas positivas, sobre todo el código civil argentino anterior a agosto de dos mil quince, el divorcio procedía con las causales acreditadas en juicio, y dentro de las mismas, nos encontrábamos con la infidelidad, y en su lado opuesto el divorcio de mutuo acuerdo, ambas procedentes a la hora de tener la intención de la ruptura del vínculo legal.

Hoy podemos decir que tenemos entre nosotros, al “divorcio express” según el común de las personas de la sociedad, pero si indagamos un paso más nos vamos a dar cuenta los caracteres que circunscriben a este nuevo instituto, por designarlo de alguna manera.

Y si hoy nos preguntan a nosotros como profesionales del derecho si el cambio ha sido radical, desde nuestra óptica vamos a responder afirmativamente. Seguidamente se vendrán mas preguntas, y entre ellas la clásica: el porqué. Para responder a la pregunta, nos concentramos en aquellas aristas que denotan ese cambio rotundo al que fuimos previamente contentes, y “hurgando” en la respuesta nos topamos con una flexibilización de los requisitos para la procedencia del ansiado, según sea el caso, divorcio.

Con el término flexibilización nos referimos a que hoy, en nuestro país, Argentina, y esto es todo el territorio nacional, la sola voluntad de uno (cualquiera sea) de los cónyuges podrá y deberá, si así lo desea, acercarse a los estrados judiciales con fines de solicitar, juicio mediante, la ruptura del vínculo mediante el instituto acorde: el divorcio, llámese divorcio unilateral o divorcio express para otros.